lunes, 21 de julio de 2008

Su Factura de Energía es de 0$ !!!


Volver a la Página Principal del Blog

Mike Strizki vive en la primera casa solar-hidrógeno de Estados Unidos. La tecnología de este ingeniero civil ha sido capaz de juntar - paneles solares, pilas de combustible de hidrógeno, tanques de almacenamiento, y una pieza de equipamiento llamado electrolizador - proporcionando electricidad a su casa durante todo el año, incluso en los nublados días de invierno.

La factura mensual de servicios públicos de la casa del señor Strizki es igual a cero - está fuera de la red eléctrica - y su sistema no genera emisiones de dióxido de carbono. Tampoco las pilas de combustible de los automóviles estacionados en su garaje, que funcionan con el hidrógeno que crea su sistema.

Suena prometedor, incluso utópico: hecha en casa, energía almacenable que no contribuye al calentamiento global. Pero, ¿el método Strizki – la conversión de electricidad generada a partir de fuentes renovables en hidrógeno - es posible que sea adoptado en forma generalizada?

De acuerdo con algunos expertos en energías renovables, la respuesta es “no”, al menos no en el futuro cercano. El sistema es demasiado caro, dicen, y el proceso de creación de hidrógeno a partir de fuentes limpias es de por sí asociados con la ineficiencia - los números simplemente no ayudan.

La respuesta de Strizki: “Nada es tan tremendamente caro como la destrucción de todo el planeta.”

Libre de la red eléctrica

Strizki vive con su esposa en una zona rural de la sección central de Nueva Jersey. Sus 12 acres de propiedad están rodeados de árboles y un camino de grava conduce a un camino sinuoso de campo. Su casa de 3500 pies cuadrados tiene todas las comodidades, incluido un jacuzzi y una pantalla gigante de televisión.

Fue allí, hace cuatro años, donde Strizki se propuso hacer algo que nunca se había hecho en el país – abastecer completamente de energía a su casa a través de una combinación de energía solar e hidrógeno. “Mi motivación fue ver lo que los combustibles fósiles estaban haciendo con el medio ambiente”, dice.

Strizki trabaja para una compañía que instala paneles solares. En sus anteriores trabajos, él ayudaba a integrar las pilas de combustible de hidrógeno en automóviles, un barco, un camión de bomberos, y un avión. Su último proyecto, el que implica su casa, es una extensión de esta experiencia.

La casa solar-hidrógeno le tomó más tiempo en terminar que lo que Strizki esperaba - algunos trámites burocráticos causaron retrasos, dice - pero en octubre de 2006, el sistema estuvo finalmente funcionando. El costo total, quinientos mil dólares, se pagó en parte con una subvención de 250000 dólares de la Junta de Servicios Públicos de Nueva Jersey.

Así es como funciona

En días soleados, los paneles solares en el techo del garaje de Strizki generan más electricidad que la que necesita para alimentar su casa. El exceso de electricidad alimenta un dispositivo en el interior del garaje denominado electrolizador, que transforma un tanque de agua en sus elementos base - oxígeno e hidrógeno.

El oxígeno es liberado a la atmósfera, mientras que el hidrógeno se almacena en diez tanques de 1000 galones de propano propiedad de Strizki. En invierno, cuando los paneles solares recogen menos energía que la que necesita el hogar, ese hidrógeno se transporta hasta una pila de combustible del tamaño de un aire acondicionado, situada al lado del garaje, que genera electricidad.

La pieza final de la ecuación es “La Genesis de Nueva Jersey”, un automóvil que funciona con una pila de combustible de hidrógeno que Strizki ayudó a diseñar y ahora mantiene para el Departamento de Transporte de Nueva Jersey. Él puede llenar incluso el Génesis con hidrógeno de su electrolizador e impulsarlo libre de contaminación.

Strizki entiende que pocas personas pueden permitirse el lujo de pagar cientos de miles de dólares por energía limpia. Ahora que ha demostrado que su idea funciona, su objetivo es que el sistema sea mejor y menos costoso. Por ejemplo, los 10 tanques de propano podrían ser sustituidos por un tanque de hidrógeno de alta presión enterrado. Con la producción en masa, él cree que el precio del sistema podría llega, sin incluir los paneles solares, a bajar a alrededor de U$S 50000. Un sistema nuevo de paneles solares puede costar cerca de U$S 80000, dice Strizki, pero algunos estados, incluyendo Nueva Jersey, ofrecen descuentos que cubren hasta el 70 por ciento de este costo.

Obstáculos del hidrógeno

El proyecto de Strizki demuestra que la vida libre de carbono es posible en este momento, pero los expertos en energías renovables son escépticos de que las casas a hidrógeno con automóviles que funcionan a hidrógeno puedan ser adoptados en el futuro cercano.

“No hay forma de que una persona promedio vaya a querer comprar cinco piezas caras de equipamiento”, dice Joseph Romm, ex oficial del Departamento de Energía que analizó las tecnologías de energía limpia durante la administración Clinton.

Además de los altos costos de los equipos, hay otro gran obstáculo que debe superarse si el hidrógeno se convierte en una forma viable de energía limpia: a pesar de que el hidrógeno es el elemento más abundante del universo, no existe en forma pura en la naturaleza; no se puede simplemente almacenar.

Para llegar al hidrógeno, debe ser obtenido mediante otra fuente, como el gas natural, petróleo, carbón, o agua. Según la Asociación Nacional de Hidrógeno, el 95 por ciento del hidrógeno producido en los Estados Unidos se obtiene a través de la transformación vapor de gas natural - un proceso que libera gases de efecto invernadero a la atmósfera.

El método de Strizki para hacer hidrógeno es totalmente limpio, pero sufre de un problema diferente: los electrolizadores son sólo el 50 por ciento eficientes. En el momento en que la electricidad de sus paneles solares se convierte en hidrógeno, y el hidrógeno se convierte nuevamente en electricidad en las pilas de combustible, se utiliza la mitad de la energía limpia con la que se inició el proceso.

El señor Romm piensa que esto es un desperdicio. Que se podría hacer más por la contaminación enviando la electricidad a la red eléctrica para que desplace a otras fuentes de energía, dice.

Romm es un defensor del uso de las energías limpias - en los últimos libros y artículos aboga por una fuerte reducción de emisiones de gases de invernadero dentro de 10 años - y aunque apoya la investigación continua del hidrógeno, cree que otras tecnologías que están más desarrolladas podrían ayudar a la Tierra mucho más y antes, dice.

No es el momento exacto

Robert Boehm, director del Centro de Investigación de la Energía en la Universidad de Nevada, Las Vegas, ha estudiado las fuentes de energía renovables en los últimos 35 años. Su reacción al proyecto de casa de Strizki es templada.

“¿Tiene sentido en el entorno actual? Probablemente no. ¿Tiene sentido como una cosa sostenible en el futuro? Muy bien podría”, dice el Dr Boehm.

Boehm predice que pasará por lo menos una década antes de que la energía del hidrógeno esté preparada para ser utilizada corrientemente y, solamente si se invierte el dinero suficiente en investigación y desarrollo.

“En cualquiera de estas nuevas tecnologías, se necesita una gran cantidad de apoyo gubernamental”, dice.

Boehm considera que el potencial más inmediato para un sistema como el de Strizki se encuentra en lugares alejados de la red eléctrica, donde la venta de energía renovable a una compañía eléctrica no es una opción.

Strizki no es disuadido por las críticas sobre que su sistema es demasiado caro o demasiado ineficiente para ser práctico. Está decidido a impulsar un avance tecnológico hacia un objetivo final - la energía totalmente limpia - y ve a la del hidrógeno renovable como la mejor solución.

“Es la forma en que saca el máximo partido, y tenemos que empezar en alguna parte”, dice. “Si ponemos atención, nadie ha dicho que lo que yo estoy haciendo no funciona.”

1 comentario:

Froilan Francisco Salaya dijo...

La energía a costo cero para todos ya está disponible en mi blog: http://productordeenergiamotrizyneumatica.blogspot.com/
Es un aparato capaz de generar energía en forma ilimitada y además muy simple. Propongo una descripcion, dibujos y animaciones detalladas. Lo declaré no patentable para que pueda ser compartido por todos.